Sabina Guzzanti: "Vuelvo al teatro contra el neoliberalismo"

Nada de lo que hace y dice pasa desapercibido. Sabina Guzzanti, un artista sin demasiado pelo en la lengua, ha logrado construir una carrera a partir de imitaciones (muy exitosas) de Televisión de chicas Llegar a un cine dedicado al riesgo y al coraje. Autora, actriz, blogger, amada, odiada, purgada (injustamente) de la televisión. Como los mejores fenicios árabes, se levanta cada vez más, dispuesta a luchar por los frutos de sus ideas: del documental. Viva Zapatero! (Dedicada a la suspensión por Rai de su programa. Raiot al primer episodio ya los muchos eventos de censura que tuvieron lugar en Italia) una Draquila (sobre el terremoto de L'Aquila y la política de emergencia gestionada por la Protección Civil), hasta La negociación, un proyecto experimental e impactante centrado en la relación estado-mafia. La ocasión de esta entrevista es la Festival de Salina Mare, dirigido por Massimiano Cavaleri, donde además de convertirse en el protagonista de un emocionante encuentro dentro de los Cinecocktails moderados por Claudia Catalli, también recibió el Premio Troisi.

con La negociación Es viajar por Italia, ¿cuál es tu respuesta hasta ahora?De acuerdo con los otros compromisos, siempre trato de estar allí, ahora he estado tratando de mostrar la película durante nueve meses, hemos llegado a unas 686 presentaciones, ahora he perdido la cuenta (sonríe, ed), y creo que al menos 150 mil personas han intervenido. Al no tener distribución en el teatro, esta proyección itinerante me pareció la forma más elocuente de acercar a la gente a la película, en este sentido, las asociaciones antimafia, los foros de cine, especialmente las personas comunes, en ciudades pequeñas y grandes, lugares perdidos en la provincia, se mudaron. Que de forma espontánea, luego de que la película fuera proyectada en el Parlamento el pasado 14 de noviembre, decidiera organizar debates y reuniones. Incluso los italianos en el extranjero se han vuelto activos, en Suiza, en Amsterdam, en Australia, pronto iremos a Alemania. Describieron el trabajo como algo que no estaría interesado en el público, un fracaso, pagado con dinero público, difamándonos voluntariamente, pero hemos demostrado lo contrario. Es un verdadero milagro si logramos terminarlo, fue muy difícil producirlo, pero si pudiera, quizás lo haría de manera más provocativa y violenta.

El año pasado el Festival de Venecia lo organizó, pero fuera de competición ...Ahora soy un director establecido, la película merecía competir por muchas razones. Fue injusto, sucedió solo por razones políticas, que el propio director artístico (Alberto Barbera, ed) no dudó en admitir, y esto a expensas del valor de un proyecto. Solo piensa en Viva ZapateroHace unos años, presentado en la exposición, pero solo encontrando una fórmula en los días de los autores, una película sorpresa, con la condición de no revelar los contenidos hasta el final, para evitar la censura. En ese momento, afortunadamente, hubo autores de la vieja escuela como Maselli, Ugo Gregoretti, que me defendieron, interviniendo en mi nombre, desafortunadamente hoy en día los cineastas ya no tienen esa conciencia política.

En su opinión, ¿qué más hay que decir sobre el tema de la mafia?Mucho, pero queda mucha confusión, por eso los trabajos como este sirven para aclarar, para analizar correctamente una parte crucial de nuestra historia, una cierta lógica detrás de estas decisiones políticas, para comprender, pero no se puede ver un cambio si no se tiene Un correcto análisis de cómo fueron las cosas. Lo que me gusta es que hemos concebido un proyecto, y ahora está evolucionando, da lugar a discusiones más profundas, de hecho, cuanto más avanzo y más gira la discusión a 360 grados. Pero cuanto más tiempo pasa, más me doy cuenta de cómo este argumento suscita hostilidad, pero también cuestiona, sobre todo: ¿cómo podemos liberarnos de la cultura mafiosa dominante?

¿Qué respuesta le diste?Que vivimos en un pueblo mafioso, regido por carroña. Si los italianos se van de Italia no está fuera de la pobreza, incluso si te arremangas siempre habrá alguien que te transmitirá de otra manera. Están aterrorizados, no indiferentes, este es un miedo normal y legítimo, pero si dices tu opinión, corres el riesgo de ser despedido o quedar en blanco a tu alrededor.

Para ella, permanecer unido a los eventos actuales es ahora una práctica normal.Todos los trabajos que hice, en el cine, en la televisión, cuando podía trabajar, en la web, seguían esa dirección, lo que espero ahora es continuar profundizando, estimulando y denunciando.

¿Hay algo que te haya molestado sobre lo que se dijo sobre lo que hiciste como artista?Mírame, no duele nada. Hasta hace unos años sucedió, si recibía críticas de personas a las que tengo consideración y estima. Pero una vez que entiendes que a la gente se le paga para hacer esto, solo experimentas mucha ira, esperando que puedan dejar de calumniar. En resumen, muchas controversias instrumentales y falsas, a las que, sin embargo, me he acostumbrado.

¿Es verdad que volverá a probar suerte en el teatro?Sí. Debutaré el 22 de octubre en Cascina con mi nueva gira, Como salimos de ella, en el que llevo mucho tiempo trabajando pero siempre he tenido que posponer. Naturalmente, será un espectáculo de sátira política, con un enfoque particular en la crítica de este sistema económico neoliberal y en la reconstrucción histórica de cómo se desarrolla este pensamiento, se corrige y se afirma.

Vídeo: Giorgia Meloni Sabina Guzzanti - La TV delle ragazze 22112018 (Octubre 2019).

Загрузка...

Categorías Más Populares

Загрузка...